Mary Oliver - Anoche la lluvia me habló

Anoche
la lluvia
me habló,
lenta, decía
¡qué alegría
caer
desde la recia nube,
para volver a la tierra
a ser feliz
de un modo nuevo!
Eso decía
mientras goteaba,
y olía a hierro,
y se desvanecía
como un sueño del océano
en las ramas
y el pasto.
Eso fue todo.
El cielo se aclaró.
Yo estaba parada
bajo un árbol.
El árbol era un árbol
de hojas felices,
y yo era yo misma,
y había estrellas en el cielo
que también eran ellas mismas
en el momento
en el preciso momento
en que mi mano derecha
sostenía a mi mano izquierda
que sostenía al árbol
cubierto de estrellas
y suave lluvia-
¡Figúrense, figúrense
los largos viajes portentosos
que nos quedan!

Versión: Isaías Garde

Last Night the Rain Spoke to Me

Last night
the rain
spoke to me
slowly, saying,
what joy
to come falling
out of the brisk cloud,
to be happy again
in a new way
on the earth!
That’s what it said
as it dropped,
smelling of iron,
and vanished
like a dream of the ocean
into the branches
and the grass below.
Then it was over.
The sky cleared.
I was standing
under a tree.
The tree was a tree
with happy leaves,
and I was myself,
and there were stars in the sky
that were also themselves
at the moment
at which moment
my right hand
was holding my left hand
which was holding the tree
which was filled with stars
and the soft rain –
imagine! imagine!
the long and wondrous journeys
still to be ours.

Anuncio publicitario